Consejos

Consejos: 5 hábitos para cuidar un motor con turbo

publicado por Juan Ingol mayo 29, 2017 0 comentarios

Los motores con turbocompresor requieren de un cuidado específico. Por ello, te brindamos algunos consejos y hábitos de uso que te ayudarán a evitar averías.

1) Al arrancar espera al menos un minuto a ralentí

Esto permitiría que el turbo agarre un poco de temperatura, sobre todo si está frío el motor, y que el aceite bañe y lubrique sus componentes.

De omitir esta recomendación, el sistema no se lubricará, provocando daños por rozamiento en zonas como el eje de la turbina, que a largo plazo se puede romper.

2) Arrancar sin pisar el acelerador

Es un hábito que puede extenderse a cualquier tipo de motor. En el caso de los diésel se debe evitar especialmente, pues, sometemos a algunas partes del motor a esfuerzos más altos de la cuenta, afectando su durabilidad a largo plazo.

El turbo sufre mucho, pues tiene que trabajar muy fuerte sin haberse lubricado en absoluto. Lo mismo se puede decir de las demás partes del motor. Para arrancar, siempre con el embrague pisado, ahorramos trabajo al propulsor de arranque, y sin acelerar.

3) No exigir al motor si está en frío

Si apenas arrancamos pasamos a 4000 rpm, y pisamos el acelerador muy a fondo, dañaremos partes del propulsor que no se han podido lubricar del todo, entre ellas el turbocompresor.

En frío, siempre es recomendable no subir de 2000 rpm y pisar con tacto el acelerador. Si vamos a efectuar una conducción deportiva, no solo debemos esperar a que el agua esté en su zona óptima, el aceite debe calentarse también, para lo que debemos rodar al menos 15 minutos más.

4) Utiliza siempre aceite y filtros de calidad

Generalmente, los aceites de mejor calidad suelen ser los sintéticos, los cuales tienen mayor durabilidad en número de kilómetros.

En cuanto a los filtros, son los que impiden que las impurezas y residuos del aceite entren en nuestra ajustada mecánica, así que sobra decir que deben ser de alta calidad.

Asimismo, si nos quedamos sin lubricante el motor puede sufrir daños irreversibles. Por ello, es recomendable llevar este producto en el auto y estar al tanto cuando su nivel es bajo en nuestro vehículo. Este cuidado es común para todos los motores, no solo los turbo.

5) Sé responsable con el mantenimiento

Los intervalos de mantenimiento establecidos por los fabricantes de autos son el resultado de estudios e investigaciones que han realizado, por lo que lo ideal es respetarlos. Es preferible adelantarlos un poco que retrasarlos, ya que la idea es mantener el aceite en buen estado, pues se va degradando con el uso.

Fuente: diariomotor.com

 

Encuentra autos de menos de US$ 5000 en NeoAuto.com.

 

SÍGUENOS EN TWITTER…

 

También te puede interesar

Deja un Comentario