Mecanica y Manteniento

¿Cómo detectar fallas en los amortiguadores del auto?

publicado por NeoAuto septiembre 10, 2020 0 comentarios
Amortiguadores del auto

No prestarle atención a los amortiguadores del auto puede hacer que el problema derive a diversas piezas, lo cual se resume en reparaciones costosas

Una de las piezas fundamentales para experimentar el óptimo confort del auto son los amortiguadores, aquella pieza enemiga número uno de los huecos, grietas y cualquier tipo de deformación que pueda existir en las pistas.

Los amortiguadores son los encargados de mantener los neumáticos del auto adherido a la pista sin poner en riesgo la estabilidad y comodidad del conductor. Además, es una pieza clave para el funcionamiento de la suspensión, dirección y frenado del auto.

¿Cuáles son los tipos de amortiguadores?

Existen varios tipos de amortiguadores en el mercado, sin embargo, son 5 los más resaltantes, a continuación te contaremos cuales son:

Hidráulicos

Este tipo de amortiguadores no necesita de un mantenimiento exhaustivo y son los más recomendados si es necesario transportar cargas muy pesadas, ya que están fabricadas para trabajar a niveles altos de presión.

Los amortiguadores hidráulicos están compuestos por un pistón ubicado dentro del cilindro donde fluirá el aceite de un extremo a otro del amortiguador.

Hidráulicos con válvulas

A diferencia de los hidráulicos tradicionales, los que integran válvula permiten que el aceite no circule por los orificios y en lugar de ello pasen por unas válvulas que permiten el paso del aceite bajo una determinada presión, convirtiéndolos así en más suaves y eficaces.

De doble tubo

Los amortiguadores con doble tubo funcionan a través dos cámaras, por las cuales circula el aceite si son presurizados, o aceite y gas si no lo son.

El aceite fluye por el cilindro por el pistón y por la segunda cámara a través de una válvula ubicada entre ambas. Al ser más cortos y tener menos fricción, resultan ideales en situaciones extremas como grandes baches.

Monotubo

Los amortiguadores monotubo también cuentan con doble cámara, pero en este caso, cada uno recibe un componente, ya sea gas o aceite.

Entre ambas cámaras se encuentra un pistón flotante y, dependiendo de la presión a la que estén expuestos, este se logra regular la dureza y frecuencia.

Reológico

En los amortiguadores reológicos, el aceite tiene partículas metálicas. Cuando este recibe una corriente magnética, el fluido se convierte más espeso logrando endurecer la suspensión.

También te puede interesar: Radiador, ¿cómo mantenerlo en buen estado?

¿Qué sucede si no se encuentran en óptimo estado?

Los amortiguadores del auto- sea cualquiera el tipo- suelen averiarse por los kilómetros recorridos, tiempo o fuertes golpes. Su mal estado, además, perjudica múltiples piezas de la suspensión, dirección, diferencial, llantas y la caja de cambios.

Principales averías

Ahora lo más importante, ¿cuáles son las principales averías y cómo detectarlas? A continuación te contaremos las 5 principales.

1. Cabeceo del vehículo

Este fallo se puede detectar al conducir el vehículo por trayectos defectuosos -complicados- donde sea necesario el uso de frenadas bruscas.

Si al momento de realizar el frenado sientes que el frontal se inclina demasiado y que al detener el vehículo por completo este regresa a su posición ‘normal’, sobreentender que los amortiguadores -o muelles- se encuentran en mal estado.

2. Vibraciones en el volante

Si sientes en el volante fuertes vibraciones al ir conduciendo a altas velocidades o al momento de reducir la velocidad de forma uniforme, es muy probable que la avería se encuentre en los amortiguadores delanteros.

3. Rebotes

Los rebotes frecuentes al frenar o pasar por pistas poco defectuosas son uno de los síntomas más frecuentes para deducir que los amortiguadores están desgastados y urge un reemplazo prematuro.

Para corroborar el problema, solo tienes que ejercer presión en la carrocería -cerca a los amortiguadores- y confirmar si rebota de forma continua.

4. Inclinación excesiva

Si al conducir por alguna curva detectas que la inclinación hacia alguno de los ejes es muy pronunciada, los amortiguadores podrán estar cedidos o significar una avería en el sistema hidráulico o barra estabilizadora.

5. Suspensión demasiado dura o blanda

Al notar una suspensión dura o media blanda al conducir el auto, el problema puede provenir de unos amortiguadores mal ajustados, de resortes cedidos, o que se esté ejerciendo una mala presión de aire en las llantas.

También te puede interesar: ¿Cómo medir el consumo de combustible de mi auto?

¿Has notado alguna de estas fallas en tu vehículo? Déjanos un comentario.

También te puede interesar

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.