Todo sobre Mercado

Motor de auto: funcionamiento, tipos y características

publicado por Juan Ingol mayo 29, 2015 0 comentarios

Motor de auto: funcionamiento, tipos y mantenimiento

Por: Renzo Capanni*

El motor de un auto es un motor de combustión interna y este es una máquina que obtiene energía mecánica desde la energía química que se genera cuando explota el combustible en el interior.

El principio de funcionamiento de estos motores consiste en transformar la energía generada en la explosión de la mezcla de combustible y aire en el interior del motor en energía mecánica, mediante el conjunto de elementos formados por el pistón, biela y manivela que la transmiten finalmente como movimiento al cigüeñal.

El motor de auto está formado por un conjunto de cámaras de combustión, también llamadas cilindros, dentro de las cuales se producen los cuatro tiempos de funcionamiento del motor: admisión, compresión, explosión y escape. En la admisión, el combustible y el aire ingresan a la cámara a través de las válvulas de admisión.

Luego esta mezcla de aire/combustible es comprimida en la segunda etapa llegando el pistón hasta el extremo superior del cilindro. En este momento se da la tercera etapa, la explosión, en la cual se libera la energía química de la mezcla y se convierte en energía mecánica llevada hasta el giro del cigüeñal. Finalmente se da el escape, donde la mezcla de gases quemados es eliminada por las válvulas de escape para dar ingreso a nuevo aire y combustible e iniciar nuevamente el ciclo.

Por chispa y por compresión

Los tipos más comunes de motores de combustión interna son los motores de encendido por chispa y los motores de encendido por compresión. En ambos las diferencias vienen dadas por el combustible utilizado y el método de encendido de este.

En los motores de encendido por compresión, el combustible utilizado es el diésel.

Los motores de encendido por chispa utilizan como combustibles la gasolina, gasohol, etanol, GLP o GNV y su nombre viene justamente de la forma en que el combustible se enciende. Dadas las características de estos combustibles es necesaria una chispa externa, dada por la bujía, que encienda la mezcla cuando esta se haya comprimida dentro de la cámara de combustión.

En los motores de encendido por compresión, el combustible utilizado es el diésel, que al alcanzar una alta compresión dentro de la cámara de combustión se autoenciende y con ello se genera la transformación de energía dentro del motor, sin necesidad de un elemento que dé una chispa para ello.

Clasificación por cilindros

Sin embargo, esta no es la única clasificación en la que se pueden subdividir los motores. Constructivamente los motores se clasifican por la cantidad de cilindros y la disposición de estos. Los motores más chicos de hasta 6 cilindros son motores en línea, en los que todos los cilindros se encuentran alineados.

A partir de 6 cilindros los motores tienen configuración en V, donde los cilindros se agrupan en dos bancadas, formando un ángulo entre ellas que varía en función del fabricante del motor. En el extremo, cuando este ángulo llega a ser de 180 grados se conoce como motor bóxer o motor de cilindros opuestos. Finalmente para motores de gran cilindrada, generalmente de más de 12 cilindros, existen los motores en W, formados por dos V unidas a un mismo cigüeñal.

También existe otro tipo de motor de auto, poco difundido en la actualidad. Es el motor rotativo o Wankel, este motor no posee pistones sino una única cámara de combustión dentro de la cual gira un rotor, creando así los cuatro tiempos en diferentes zonas de la cámara. Por su complejidad de mantenimiento es muy poco usado en la actualidad.

Características y mantenimiento

Los motores tienen diversos sistemas a su alrededor que aseguran su buen funcionamiento. El primero es el sistema de admisión, por el cual ingresa aire a la cámara de combustión luego de pasar por el filtro de aire como punto de ingreso. En el caso que el motor esté equipado con un turbo compresor, el aire pasará por él antes de entrar a la cámara. El sistema de refrigeración es el encargado de mantener al motor en la temperatura adecuada de trabajo, mediante un circuito de líquido refrigerante que circula dentro del motor, impulsado por una bomba y enfriado en un radiador.

El sistema de lubricación es el que logra que el motor funcione sin desgaste por la fricción entre las partes, al lograr cubrir todas las piezas móviles con aceite para lubricarlas. El sistema de encendido es el que se encarga de encender la mezcla en el interior del cilindro a través de la chispa emitida por la bujía, que recibe la energía de una bobina.

Finalmente está el sistema eléctrico, donde un generador trifásico, conocido como alternador, da energía para las bobinas del sistema de encendido y los demás sistemas eléctricos del auto.

El periodo entre mantenimientos viene dado principalmente por la duración del aceite, encargado de la lubricación del motor.

 

Para asegurar un buen funcionamiento en un motor de auto es necesario cumplir con el cronograma de mantenimiento emitido por el fabricante de este.

Este mantenimiento se divide en mantenimiento preventivo, cuando se hace para asegurar el correcto funcionamiento del motor, y en mantenimiento correctivo, cuando se debe solucionar un inconveniente presentado.

Dependiendo de la aplicación que se le da, la frecuencia de mantenimiento de un motor se puede establecer en horas de uso o en kilómetros de recorrido. Generalmente, para los autos y camionetas de uso particular se establece esta frecuencia en kilómetros o tiempo máximo en días.

Mantenimiento de motor. NeoAuto.com Blog.

El periodo entre mantenimientos viene dado principalmente por la duración del aceite, encargado de la lubricación del motor. La duración del aceite se da en kilómetros de uso o en días, pues su capacidad lubricante se deteriora con la contaminación por el combustible, el polvo en el ambiente y, además, se degrada según las condiciones de uso, por ejemplo conducir en tráfico pesado degrada más rápidamente el aceite que hacerlo sin tráfico.

Dar un adecuado mantenimiento al motor de auto es fundamental y va más allá de solo cambiar el aceite y el filtro del motor. En cada mantenimiento preventivo se deben inspeccionar todos los elementos de desgaste, como son el filtro de combustible, el filtro de aire y las bujías, para evaluar su nivel de desgaste y la necesidad de cambio.

Finalmente, se debe inspeccionar si es que el motor de auto presenta fugas de refrigerante o aceite para garantizar siempre su correcta estanqueidad. Cada fabricante entrega además un listado de trabajos a realizar en estos servicios dependiendo del kilometraje: es recomendable no dejar de hacer ninguno, así se podrá asegurar un adecuado funcionamiento del motor incluso con un alto kilometraje.

*Especialista en mecánica automotriz.

También te puede interesar

Deja un Comentario