Mercado

Test: Chevrolet Trailblazer

publicado por Juan Ingol noviembre 25, 2014 0 comentarios

Una todoterreno hecha a la antigua, ruda y potente.

La nueva Trailblazer pertenece al programa de productos globales de Chevrolet y no se comercializa en el mercado estadounidense. La que aquí probamos pertenece a la 2da generación de este modelo, que arrancó en 1999 y que ahora vuelve a la vida tras haber sido descontinuado brevemente entre el 2009 y el 2011. La que ha sido introducida en nuestro país lleva una actualización con cambios menores pero inteligentes, entre ellos el sistema de infoentretenimiento MyLink que incorpora una generosa pantalla táctil en el tablero con cámara de retroceso incluida, un aditamento muy útil al estacionar.

 –

Naturaleza todoterreno

La Trailblazer lleva un motor V6 de 3,6 litros con interesantes 236hp y 33,5 de torque (el consumo es un poco alto), ligado a una transmisión automática de seis velocidades, mientras que la tracción es 4×4. La caja de transferencia es controlada desde una perilla ubicada en la consola central. Además, este modelo tiene varios sistemas electrónicos orientados al offroad; por ejemplo, lleva control de descenso por lo que el conductor solo tiene que preocuparse por llevar el timón así la pendiente sea muy empinada.

 —

 —

Concebida fuerte

Al estar construida sobre una pick up, el andar es trotón, produciendo un constante movimiento de carrocería que puede llegar a fatigar en trayectos largos (la puesta a punto de la suspensión esta netamente orientada al trabajo duro). A su vez, la dirección es pesada comparándola con la de otras SUV, aunque tiene a favor su buen radio de giro, que permite estacionarse en espacios reducidos a pesar de sus grandes dimensiones.

 —

Amplia y equipada

Lleva asientos de cuero, climatizador, el mencionado sistema MyLink y otros elementos. El diseño del interior y los acabados están pensados para aguantar los trabajos más duros y eso sacrifica muchas veces el refinamiento y confort. Los plásticos son duros y no tienen una gran apariencia, pero en el aspecto positivo está el gran espacio interior (incluso para la tercera fila).

La nueva Chevrolet puede moverse sobre un terreno pantanoso en lo que a ventas se refiere; veremos si su potencia puede sacarla de este.

También te puede interesar

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.