Mercado

Tuning – La Performance (Parte 1 de 3)

publicado por Juan Ingol noviembre 13, 2014 0 comentarios

Entendiendo cómo combinar máximo rendimiento y confiabilidad. 

No hay una manera exacta para medir la satisfacción al conducir un deportivo. Lo que si podemos decir, es que mucha potencia resulta en cantidades grandes de diversión, siempre y cuando se haya invertido también, en colocar todos esos caballos sobre la pista de una manera ordenada y efectiva.La manera más eficiente de generar una buena cantidad de potencia, es con un turbo. Si bien es posible colocarle uno a un auto que no lo trae de fábrica, es recomendable empezar con un auto que si lo hace.

Los turbos aumentan la cantidad de aire que el motor es capaz de absorber por sus propios medios, otorgando un incremento de potencia al entrar en acción.

Entre las partes más comúnmente instaladas para aumentar los hp, encontramos los escapes y filtros de aire, básicos para quién se inicia en este mundo, “en el caso de los Subaru turbo, un cambio de escape y filtro de aire, puede dar entre 15hp y 20hp. Si sumamos una recalibración de la computadora, se agregarían unos 20hp más al total. Antes de empezar con las modificaciones, es recomendable saber muy bien el presupuesto con el que contamos, y el uso que se le dará al auto” nos explicó Javier Díaz, reconocido preparador de autos de calle y competencia.

Resultados de la prueba en el dinamómetro: se puede visualizar la curva de potencia, picos de Hp, torque y más.

La manera ideal para que el aire ingrese al filtro es a través de las llamadas “Cold air intakes”, debido a que permiten que este ingrese lo más frío posible. Una de las marcas de filtros más populares es KyN. La construcción superior de estos, obliga a limpiarlos con un aceite especial el cual debe ser aplicado con mucho cuidado, ya que de colocarse demasiado, afectará tarde o temprano el desempeño del sensor de oxigeno (costoso y delicado). Por su parte, la modificación básica al sistema de escape consiste en cambiar el muffler, el cual viene a ser la última parte del sistema. Si bien la mejora de potencia es ligera, el incremento de sonido si será sustancial. Para uso diario deberá considerarse muy bien esta modificación debido a que no solo puede cansar al oído tener un auto ruidoso, sino también molestará a los vecinos.

Subirle las libras a un turbo otra manera, y acaso la más económica, para aumentar la potencia. Sin embargo, no es recomendable hacerlo sin modificar la computadora (reflasheándola o cambiándola por una standalone), debido a que se pueden llegar a afectar partes del motor e incluso a romperlo. Esto ocurre cuando la cantidad de gasolina a inyectar es menor de la requerida ya que la computadora estándar se encontrará sin la capacidad de regular la mezcla correcta, de subir mucho la presión al turbo.

Nissan Skyline GTR RB26DETT con mucho más de 1.000whp gracias a un enorme turbo Garrett GT55.

En una siguiente oportunidad hablaremos más a fondo acerca de  la importancia de reprogramar la computadora del auto (ECU).

También te puede interesar

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.