Mecanica y Manteniento

GLP y GNV: Opciones económicas de combustible

publicado por NeoAuto enero 28, 2021 0 comentarios
GNV y GLP

Si estás en duda de convertir tu vehículo a GLP o GNV, aquí podrás conocer las principales diferencias de cada uno

Para los que buscan un vehículo comercial o de diario, el consumo de combustible es factor importante a considerar, es por ello que el GLP (Gas Licuado de Petróleo) y el GNV (Gas Natural Vehicular), se han posicionado como las mejores alternativas para ahorrar combustible.

Además, tanto el GNV como el GLP cuentan con la ventaja de ser fuentes de energía más limpias en contraste con la gasolina y el petróleo. Al realizar la conversión, no sólo estarás ahorrando, sino cuidando el medio ambiente.

¿En qué consiste la conversión de gasolina a GLP o GNV?

Convertir tu vehículo a gasolina es un proceso sencillo. Se basa en la instalación de un kit con diversos componentes como el conversor de gas, el depósito o tanque, los conductos de PVC, los inyectores y la centralita.

Dependiendo del lugar donde lo realices, el costo de instalación del GLP puede rondar los US$ 800 y, en el caso del GNV, su instalación puede encontrarse entre los US$ 1000.

También te puede interesar: ¿Cuáles son las principales averías de un radiador?

¿Cuáles son las diferencias entre el GLP y GNV?

Bien sabemos que ambos son gases, pero cada uno cuenta con distinta composición. Mientras que el GLP se constituye en un 60% de propano y 40% de butano, el GNV contiene metano en casi toda su combinación. Esto hace que sea más liviano y seguro que el GLP en caso de fuga ya que se evapora al solo contacto con el aire.

Entre otras diferencias resaltantes se encuentra:

  • El peso del tanque

Al acumularse a presiones muy altas (200 bar), el GNV necesita almacenarse en un depósito más grueso (cerca de 3 centímetros de espesor).

En el caso del GLP, este se almacena en un depósito más liviano ya que resiste presiones más bajas (7 bar).

  • Capacidad de almacenamiento

El GNV aprovecha muy bien el espacio en el tanque al ser un gas más seco; es decir, se puede acumular en estado gaseoso. No obstante, la presión a la que trabaja reduce su extensión.

El GLP, por el contrario, es más húmedo y puede depositarse y transportarse en estado líquido. Esto lo pone en desventaja frente a su oponente; sin embargo, no hay que olvidar que, en estado gaseoso, aumenta su volumen hasta 270 veces aproximadamente.

  • Gastos de instalación

Instalar un sistema de GNV siempre será más caro por obvias razones: cuenta con elementos más costosos que el GLP.

El sistema a GLP puede costar entre US$ 800, y el GNV alrededor de los US$ 1000.

También te puede interesar: Bujías del motor: ¿Cómo detectar que se encuentran en mal estado?

Características principales del GLP y GNV

1. GLP

  • El GLP reduce hasta un 96% en emisiones de monóxido de carbono (CO)
  • El peso del tanque de almacenamiento es más ligero que el del GNV
  • GLP crea una capa que protege las partes metálicas de los motores y los inyectores
  • El GLP es un gas más pesado que el aire y el GNV, por lo que permanece más tiempo en el ambiente
  • Su mantenimiento debe realizarse cada 5 mil kilómetros de recorrido
  • El costo de su instalación puede rondar los US $800

2. GNV

  • Reducción de hasta 97% en emisiones de monóxido de carbono (CO) y de hasta el 100% de emisiones de particulado
  • Es eco amigable y no contiene azufre
  • Cuenta con un chip que permite acceder al Sistema de Control de Carga de GNV a cargo de COFIDE
  • Su instalación puede rondar los US$ 1000
  • Se recomienda hacer su mantenimiento cada 5 mil kilómetros de recorrido

¿Cuál de los dos me conviene?

Tomar la decisión entre uno de los dos dependerá del uso y rutas que planees hacer con tu vehículo:

Si eres de los que viaja con frecuencia, el GLP será tu mejor opción. Puede ser encontrado en todo el Perú con mayor facilidad y, cuenta con un mejor rendimiento todoterreno en comparación con el GNV que no funciona bien en altura.

Si sueles movilizarte dentro de Lima y recorrer largas rutas, puedes optar por el GNV. Aunque la instalación de GNV es más costosa, generalmente, su precio en los grifos es menor que el GLP.

¡Recuerda!

Es importante pasar una evaluación previa a la instalación del kit para verificar que el motor y sistema de refrigeración se encuentren en buenas condiciones.

Una vez instalado, debes encender y apagar tu vehículo con el combustible sugerido de fábrica para el cuidado de las cañerías.

También te puede interesar: 10 consejos útiles para ahorrar combustible

¿Con cuál de las dos opciones te quedas?

También te puede interesar

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.